Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
12 VARANASI – SONRÍE AL MUNDO

12 VARANASI

  • AUTHOR: // CATEGORY: India

    5 Comments

    Al igual que multitud de peregrinos recorren kilómetros y kilómetros de nuestro país para llegar a Santiago de Compostela, aquí en India, Varanasi y su venerado río Ganges, son el destino final y soñado por la mayoría de hindúes. Son muchísimos los peregrinos de toda India que acuden a Varanasi con el objectivo de bañarse en el Ganges o depositar en él las cenizas de sus seres queridos fallecidos.

    Nosotros ni somos peregrinos, ni hemos llegado caminando, pero la verdad es que después de las 12 horas de autobús y 30 de tren, llegamos agotados y bastante tarde.

    Tras ver un par de sitios, decidimos pasar la noche en una Guesthouse a orillas del Ganges. Por la mañana volvemos a cargar las mochilas y buscamos un lugar mejor. Hemos pasado frío, la temperatura ya no tiene nada que ver con el sur y la humedad del río penetra por todo el cuerpo. Buscamos con insistencia algún lugar decente y con ducha caliente aunque tengamos que pagar algunas rupias más pero nada, misión imposible. Al final cubos de agua caliente que se piden por teléfono llamando a recepción, en pocos minutos un señor llamará a la puerto para dejarte el agua para “ducharte”. Es lo que hay y nos tenemos que adaptar, no nos queda otra.

    ¿Por qué esta ciudad es tan importante para los hindúes? Según el hinduismo, todo aquel que muera en Varanasi, queda liberado del ciclo de las reencarnaciones. Por otro lado, los baños en el río Ganges se consideran purificadores de los pecados. Según la tradición, todo hinduista debe visitarla al menos una vez en la vida.

    Realmente se trata de una ciudad muy intensa a todos los niveles, que no deja indiferente al que la visita. No sé si por el cansancio o por la gastroenteritis que cogí en Hampi, en un primer momento la ciudad me superó. Me sentía incapaz de caminar por la calle esquivando vacas, motos, bicis y gente, mucha gente. Conseguimos llegar a los Ghats, que son escalinatas que conducen hasta el río. Allí de momento, todo parece más tranquilo. Vemos a varias personas realizando rezos y baños en el río. Seguimos paseando hacia la zona de los crematorios. Nacho se detiene y me pregunta si estoy bien, si estoy preparada o prefiero dejarlo para otro momento. Seguimos adelante y un chico se acerca a hablar con nosotros. Comienza a explicarnos lo que pasa allí cada día mientras observamos desde lejos las humaredas negras que envuelven el lugar.

    Nos explica que cada día incineran entre trescientos y cuatrocientos cuerpos. La incineración de cada cuerpo necesita 200 Kg de madera y su coste ronda las 30000 rupias, unos 350€, aunque depende de la calidad de la misma. Lo que es el funeral en sí no tiene ningún coste, la familia sólo ha de asumir el precio de la madera, que ya de por sí es carísimo para ellos. Pero como él mismo nos deja bien claro, los tres momentos más importantes en la vida de un hindú son el nacimiento, el matrimonio y el funeral.

    Tal es la fe que los hindúes tienen en el descanso eterno, que son muchos los enfermos terminales y las personas que, esperando su muerte, se trasladan a Varanasi para esperar allí que les llegue su final. Nos explica que lo que vemos justo detrás de los crematorios es un hospicio en el que viven mujeres pobres que no tienen nada ni a nadie y que sólo esperan a que les llegue su momento de morir. Escalofriante.

    Nos adentramos hacia los crematorios, la sensación y el ambiente que allí se respira es indescriptible. Nos quedamos hipnotizados durante más de una hora observando cómo un cuerpo tras otro reciben su último baño en el Ganges y acto seguido son colocados sobre sus respectivas hogueras en la orilla. Allí, a la vista de todos sus familiares y todo aquel que quiera acercarse a presenciarlo, van ardiendo lentamente hasta quedar reducidos a cenizas. Nunca podremos borrar estas imágenes de nuestras retinas, las vacas y las cabras caminando entre las hogueras, los niños al lado jugando con sus cometas… Antiguamente, además de quemar el cuerpo de la persona fallecida, todas aquellas mujeres que quedaban viudas eran incineradas vivas junto a sus maridos.

    Además de ver los crematorios y los ghats hemos aprovechado para lavar toda nuestra ropa y no en el Ganges. Como un local más, nos trasladamos en una bici-rickshaw a un barrio de la ciudad alejado de la zona turística en busca de una lavandería. El paseo es auténtico y nos da la oportunidad de mezclarnos en el ritmo diario de los locales y ver más de cerca la realidad de la ciudad. Nunca pensamos que llevar y traer la ropa a la lavandería podría convertirse en algo tan divertido.

    Haciendo caso a todas las recomendaciones, nos levantamos a las 6 de la mañana y nos vamos hacia los ghats para buscar a un barquero que nos de un paseo por el Ganges al amanecer. Hay que tener cuidado ya que se abusan bastante de los turistas y piden precios desorbitados. Nos llegan a pedir 3000 rupias, unos 35 euros y al final lo conseguimos hacer por 200 rupias, 2,5 euros aproximadamente. La verdad es que después de casi un mes en India comienza a cansar el tema del regateo y el que te quieran hacer pagar el triple por todo por el simple hecho de ser extranjero.

    Todos los días al atardecer se repite una ceremonia en los Ghats de Dasaswamedh y Man Mandir de Varanasi. La ceremonia, muy solemne, convoca a multitudes de devotos que llegan a pie o en barcas. Durante el ritual, en donde el humo, el fuego y el agua son protagonistas, se entontan cánticos al compás de campanillas y tambores, se quema sándalo, y se ofrecen pujas al sagrado Ganga.

    Ahora vamos a coger un tren que nos llevará a Agra, donde podremos ver y sentir una de las siete maravillas del mundo, ¡el Taj Majal!

COMMENTS

5 Responses to 12 VARANASI

  • Toñi wrote on January 26, 2014 at 9:59 // Reply

    Impresionante e indescriptible. Lo que no me explico es como habeis podido estar una hora contemplándolo.Lo bueno mio es que lo estoy viendo a través de vosotros. Ya me he enterado de que has pasado tu primera enfermedad . Espero que se te haya pasado y que haya sido algo leve.¡Ea! pues a seguir disfrutando y a seguir informándonos. Muchos besos. Ahora seguimos ruta….

  • ManelManel wrote on January 27, 2014 at 12:17 // Reply

    Cada dia me sorprendeis mas con las cosas que contais y como lo haceis, seguid así, hasta parece que siento el olor de los sitios por donde pasais. Cuidaros mucho y ojo con las comidas.

  • Carlos wrote on January 27, 2014 at 3:53 // Reply

    Chiquitín!! Ya veo que lo estáis pasando genial! Espero que estéis comiendo bien!! jaja! Un abrazo a los dos.

  • Jordi wrote on January 29, 2014 at 6:35 // Reply

    Nacho!!! No te dejes engañar con la bici esa que la del spining es Marien!!!

    Marien, muchísimas felicides!!!

  • Acheter e-cigarette wrote on February 24, 2014 at 11:03 // Reply

    Visiter mon excellent post : Acheter cigarette

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.