Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
20 Sin luna llena en Koh Panghan – SONRÍE AL MUNDO

20 SIN LUNA LLENA EN KOH PANGHAN

  • AUTHOR: // CATEGORY: Tailandia

    2 Comments

    La isla de Koh Panghan es mundialmente conocida porque en ella se celebra una vez al mes la famosa Full Moon Party, o Fiesta de la Luna Llena. Ésta tiene lugar en la playa de Haad Rin donde se pueden llegar a juntar más de 30000 personas procedentes de todo el mundo. La próxima Full Moon Party tendrá lugar dentro de cinco días, el 15 de febrero. Os podéis imaginar que ante tal evento, tanto la ocupación como los precios de todo en la isla se llegan a duplicar o incluso a triplicar. Para que os podáis hacer una idea, la habitación por la que nosotros hemos pagado 20 €/noche, a partir del día 11 ya pasa a costar 49 €/noche.

    Nosotros, después de pasar cinco días aquí, nos alegramos de haber tomado la decisión de evitar la Full Moon Party, tanto por los precios como por  la masificación de la isla en esas fechas. De todas maneras, si lo que buscas es fiesta, en Koh Panghan la encontrarás ya que cada día se celebran multitud de ellas en diferentes partes de la isla, como pueden ser la Jungle Experience Party, Waterfall Party, Boat Party, Pool Party… O la también conocida Half Moon Party, que tiene lugar en medio de la selva. Para llegar a ellas puedes utilizar una pick-up taxi, una moto-taxi o incluso un taxi boat, que es una barca que te lleva a las diferentes playas de la isla.

    Otra de las opciones es alquilar una moto aunque debes tener en cuenta que en algunos tramos de carretera hay curvas muy pronunciadas y desniveles de hasta el 20%.

    Estos días en la isla nos los hemos tomado con mucha calma, básicamente como unas vacaciones de las “vacaciones”. Playa, piscina, playa…

    Hemos disfrutado del ambiente de la playa de Haad Rin, donde cada noche, allí en la arena y rodeados de multitud de personas, una serie de chicos tailandeses muestran lo que son capaces de hacer con el fuego al ritmo de la música.  Sin duda un gran espectáculo. Además, hacen diferentes juegos e invitan y animan a participar a todos los presentes. Nacho, como se apunta a todo, no podía quedarse sin participar y con un globo atado a su pierna, corría de un lado para otro para explotar los los de lo demás. Fue divertido y casi lo consigue ya que quedó el tercero de entre más de veinte personas. Con el paso de las horas todo se va fusionando y a eso de la medianoche la arena de la playa acaba convirtiéndose en una pista de baile. Grupos de amigos comparten los famosos buckets, que son los típicos cubos pequeños de playa que se convierten en vasos gigantes.

    Uno de los días, decidimos visitar una de las playas que habíamos visto en una postal mientras comprábamos en el Seven Eleven, Mae Haad Beach. Se encuentra al noroeste de la isla y desde allí se puede llegar a Koh Maa, un lugar tranquilo donde hacer snorkel y disfrutar de sus aguas transparentes donde pudimos ver multitud de bancos de peces de todos los tamaños.

    Como estábamos tan bien, decidimos prolongar nuestra estancia un par de días más. Esta vez en la habitación más económica. Debido a que el personal de hotel nos decía que estaba lleno, decidimos reservar a través de Booking dos días más ya que en la web sí que aparecía disponibilidad. Llegado el momento, nos dimos cuenta de que realmente no había habitaciones, por lo que no les quedó más remedio que darnos otra villa a precio de habitación sencilla.

    Investigando por internet, descubrimos el restaurante de Marco y Toni, dos italianos que hace seis años lo dejaron todo para venirse a vivir a esta isla. El restaurante se llama Monalisa y se encuentra en el puerto de Haad Rin y es cien por cien recomendable. A pesar de que nos está encantando el Pad Thai y la comida tailandesa, después de tantos días fuera de casa llega un punto en el que el cuerpo te pide darle algo que le resulte familiar, y así lo hicimos. Disfrutamos de una exquisita pizza con jamón de Parma, un plato de rica pasta fresca italiana acompañados de vino y un delicioso tiramisú casero.

    Otra de las cosas que nos ha sorprendido es la cantidad de israelíes que hay en esta isla, algunos viviendo en ella y otros de paso. Realmente es fácil identificarlos, como dice Nacho: “cuando veas a alguien que físicamente podría ser español pero que habla una lengua muy diferente y difícil de identificar, casi seguro que es de Israel”, y no falla, con la boca abierta se quedan cada vez que les adivinamos la nacionalidad a alguno de ellos.

    Aunque no nos importaría quedarnos aquí unos cuantos de días o semanas más, tenemos que continuar nuestro camino y llega el momento de despedirnos. Hoy nos vamos a Koh Tao. De camino al puerto y mientras compramos algo para comer, conocemos a una simpática pareja  suizo-española que nos explican que viven en Suiza pero que tienen una casa en Koh Panghan y que todos los años pasan aquí cuatro meses, el crudo invierno. ¡Nos encanta su sistema! Realmente son encantadores e incluso nos invitan a quedarnos en su casa si volvemos a la isla.

    Felices y contentos, con nuestra ensalada de frutas y nuestro sandwich del Seven Eleven, nos montamos en el ferry rumbo a Koh Tao desde donde escribimos el presente post.

COMMENTS

2 Responses to 20 Sin luna llena en Koh Panghan

  • Toñi wrote on February 11, 2014 at 11:46 // Reply

    ¡Qué chulo el vídeo y las fotos! Impresionantes y esas playas tan bonitas y de aguas cristalinas. A Nacho me lo imagino intentando explotar los globos a los demás. Como si lo viera dando saltos. Pues nada, a seguir disfrutando mucho y hasta pronto. Besos.

    • Marien Garcia wrote on February 13, 2014 at 9:14 // Reply

      Casi lo consigue … Jeje

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.