Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
35 Luces de colores, Hoi An – SONRÍE AL MUNDO

35 LUCES DE COLORES, HOI AN

  • AUTHOR: // CATEGORY: Vietnam

    5 Comments

    Son las siete y media de la mañana cuando nuestro autocar llega a Hoi An. Apenas hemos podido pegar ojo, ha sido una noche muy larga, pero aquí estamos por fin.

    Nos dirigimos caminando hacia el alojamiento que hemos reservado. Se trata de la casa de una familia con unas 4 o 5 habitaciones con nombres de fruta. A nosotros nos ha tocado la Papaya Room, justo la fruta que menos nos gusta. Está un pelín más alejada de la zona turística pero como a nosotros nos gusta caminar y además nos dejan bicicletas para movernos, es perfecto. Además, el estar un poco más apartado te permite ver como vive la gente local. Nos reciben con unos zumos de naranja y, como es temprano y aún no está lista nuestra habitación, nos dan unas cuantas indicaciones sobre los lugares de interés en Hoi An.

    Dejamos allí las mochilas y montados en nuestra bicicletas vamos hacia la Ancient Town, sin duda una joya. Aparcamos en la puerta de un bar y desayunamos. Somos muy fans de los zumos, nos pedimos unos de limón acompañados de una baguette con mantequilla y de un croissant. Al estilo francés.

    Es temprano, las calles están vacías. Mientras paseamos, escuchamos una música de fondo que envuelve toda la zona. A diferencia de la mayoría de canciones que suenan en todos lados, ésta nos gusta, nos relaja.

    Durante los siglos XVI y XVII, la ciudad era un famoso centro de comercio. Hoy se ha transformado en una bonita atracción para turistas que te permite viajar a través del tiempo tan sólo paseando por sus calles con un cierto aire francés. El río, sus calles y tiendecitas llenas de lámparas de colores, su puente japonés y el mercado local hacen del conjunto un lugar perfecto en el que pasar unos días. A nosotros a simple vista ya nos ha conquistado.

    Después de una pequeña siesta para recuperar horas de sueño, volvemos a la Ancient Town, esta vez paseando. Nos perdemos por las callecitas llenas de lámparas colgantes multicolores ahora ya iluminadas, paseamos por el mercado donde multitud de mujeres venden frutas y productos de todo tipo allí sentadas en el suelo con sus típicos sombreros vietnamitas y paseamos hasta el puente japonés. La imagen del lugar es totalmente distinta a la de esta mañana. Todo está abarrotado de gente paseando pero la tenue y romántica iluminación y el ambiente que se respira hacen que nos siga encantando.

    Nos sentamos en una terraza a la orilla del río a tomar algo mientras disfrutamos de la música en directo de un barquito en el que cantan y tocan la guitarra, una gozada. Nos cruzamos con varios viajeros que hemos ido conociendo por el camino, algunos de ellos en Camboya, e intercambiamos experiencias y planes de futuro próximo.

    Para acabar bien el día, nos damos un capricho y disfrutamos de una romántica cena con vino argentino y música francesa de fondo. El lugar bien lo merece.

    A la mañana siguiente, montados en nuestras bicicletas vamos hasta la playa, a unos cuatro kilómetros. Al ser domingo, la playa está llena de familias locales e incluso coincidimos con más de un grupo de niños de algún colegio o academia de inglés. Aunque no nos bañamos, es bastante divertido. Comemos algo y, de camino a la guesthouse, aprovechamos para enviar unas postales.

    Hemos quedado para tomar algo con Jenni y Franziska, dos alemanas que conocimos en el autocar de la otra noche y que también están viajando por el mundo. Hemos quedado a las 20.30 en el puente japonés así que vamos a cenar algo antes. Nos encontramos con Mark y Christine, canadiense y norteamericana a los que conocimos en el trayecto de Siem Reap a Phnom Pehn. Nos sentamos a su lado, hablamos, reímos y al final se vienen con nosotros a tomar algo junto a las chicas alemanas. Y aquí estamos todos, como en una reunión de altos mandatarios internacionales, España, Alemania, Canadá, Estados Unidos y por último un inglés que acaba uniéndose al grupo, disfrutamos de la que será nuestra última noche en Hoi An.

COMMENTS

5 Responses to 35 Luces de colores, Hoi An

  • Roldán wrote on March 14, 2014 at 12:43 // Reply

    Las fotos son muy bonitas lo dicen todo muchos besos para lo dos

  • Nati wrote on March 14, 2014 at 2:58 // Reply

    Qué bonitos los globosssss!!!

  • angustias jimenez marmol wrote on March 14, 2014 at 5:26 // Reply

    por lo que veo las españolas somos las mujeres mas guapas,tu al menos das fe de ello..o será pasión…….

    • Marien Garcia wrote on March 22, 2014 at 3:49 // Reply

      Pasión de tía …jaja! pero muchas gracias y muchos besos!

  • Toñi wrote on March 14, 2014 at 8:04 // Reply

    ¡Olé tu tía! buenos piropos que te echa. La verdad es que tiene que ser bien bonito todo eso y distinto a lo que conocemos.Las fotos son preciosas. Bueno, pues a seguir disfrutando y muchos besos. Hasta el siguiente.

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.