Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
43 Tiger Temple, un día muy salvaje – SONRÍE AL MUNDO

43 TIGER TEMPLE, UN DÍA MUY SALVAJE

  • AUTHOR: // CATEGORY: Tailandia

    10 Comments

    Hoy visitaremos el Wat Pa Luangta Bua Yanna Sampanno, también conocido como Tiger Temple o Templo del Tigre. Éste se encuentra a unos 40 kilómetros de Kanchanaburi. Las opciones para llegar hasta él son varias pero, como siempre, la más económica es en transporte local.

     A las 11 de la mañana cogemos el autocar que nos deja en la carretera principal, en el desvío hacia el Tiger temple,  a unos dos kilómetros. Caminamos a pleno sol algo más de la mitad del trayecto hasta que un trabajador del parque accede a llevarnos con su pick-up. Hace mucho calor. No me queda más remedio que entrar a un lavabo y ponerme una camiseta de manga corta y unos tejanos largos que llevo en la mochila. La entrada en tirantes, pantalón corto o falda está prohibida. Por suerte, Yang, uno de los propietarios de nuestra guesthouse nos ha alertado de ello al verme salir en tirantes y pantalón corto.

    Son muchos los artículos y libros que hablan mal de este lugar, que si los tigres están drogados, mal cuidados… Otros, en cambio, lo defienden. Al final, lo mejor es verlo uno mismo y poder sacar tus propias conclusiones.

    Una vez dentro, observamos a los primeros tigres. Descansan a la sombra bajo los árboles junto a monjes budistas y voluntarios de diferentes nacionalidades. Después pasar allí con ellos unos 10 o 15 minutos, nos piden por favor que nos retiremos ya que los tigres van a ser desplazados hacia el cañón donde pasarán el resto de la tarde.

    Guiados por los voluntarios y monjes, acompañamos a un tigre en su paseo hasta allí. Siempre siguiendo estrictamente sus indicaciones: caminar detrás de él, coger la correa desde el extremo y sin enrollarla en la mano, siempre tocar al tigre desde la mitad de la espalda hacia la parte posterior, nunca tocarlo más arriba y por último y más importante, ante una situación de riesgo, soltar la correa y echarnos a un lado.

    Mientras todos los tigres descansan en el cañón, tenemos la oportunidad de hacernos algunas fotos con ellos.  Son las 13:00 h., la temperatura es de unos 37ºC y, aunque para nosotros pueda parecer una locura, ésta es la mejor hora para estar con ellos. En primer lugar, porque acaban de comer y en segundo lugar porque durante los momentos más calientes del día, duermen.

    Antes de irnos del cañón, hablamos con una voluntaria. Es de Canadá y lleva tres meses aquí. Nos explica que, debido al coste de la carne roja y la dificultad de conseguirla en Tailandia, los tigres son alimentados a base de pollo y todos los suplementos de proteínas necesarios. Nos recomienda acercarnos antes de irnos a la Payu Waterfall donde podremos ver cómo juegan los tigres en el agua y también cerca de allí, acercarnos a ver a una cría de tigre de sólo 5 meses.

    Nos quedamos embobados viendo cómo los tigres juegan como niños con unos visitantes que sostienen unos palos con telas en los extremos. Es impresionante ver como los tigres sólo prestan atención al juguete y en ningún momento hacen amago alguno de atacar a ninguna de las personas que juegan con ellos. Cuando todos se marchan y los tigres se quedan solos, comienza el verdadero espectáculo jugando entre ellos.

    Además de los grandes felinos, son muchos más los animales que nos encontramos por aquí campando a sus anchas como ciervos, vacas, búfalos o cabras salvajes.

    Nos dirigimos hacia la salida pensando en lo duro que será caminar los 2 km hasta la carretera principal y esperar allí a que pase el autobús con el calor que hace. Le voy comentando a Nacho que me apetece una Coca cola y que podríamos parar en el bar de la entrada. Nacho contesta que no hay problema pero que si encontramos a alguien que nos lleve, la Coca cola tendrá que esperar. No ha acabado la frase cuando un todoterreno pasa por nuestro lado, aún dentro del parque. Le preguntamos si va hacia Kanchanaburi y si podría acercarnos. Las dos respuestas son afirmativas. Minutos después nos damos cuenta de que vamos en el coche de una de las personas más importantes del Tiger Temple, el Dr. Somchai.

    Los 40 km que separan el Tiger Temple de la ciudad pasan volando. Tenemos conversaciones profundas, serias y divertidas. Hablamos de los tigres, de la meditación, del universo, del budismo, de negocios y de dónde van los fondos que se recaudan en el Tiger Temple. Gran parte se destina a alimentos para los animales, vitaminas y vacunas para toda la fauna de la región. Además de becas para que los alumnos con menos recursos tengas las mismas oportunidades y material informático. Lleva trabajando en el Tiger Temple desde 1999 y aunque tiene más de 60 años nunca lo diríais. Bromea continuamente diciendo “I’m a Superstar”, que sale en revistas y televisión. Al llegar a la guesthouse y mirar en Google nos damos cuenta de que sí que lo es.

    Si nuestra impresión después de visitar el Tiger Temple es que los animales están en un buen estado de salud y en forma, después de tener la oportunidad de conocer al jefe de veterinarios, el Doctor Somchai, y de su forma de hablar sobre los animales y todo el proyecto, nos vamos aún más contentos de la visita que hemos realizado y de habernos cruzado con esta persona.

COMMENTS

10 Responses to 43 Tiger Temple, un día muy salvaje

  • Rubio wrote on April 3, 2014 at 4:00 // Reply

    Ole que guapo!!! Ala a seguir disfrutando!!!

  • MelisaIbarra wrote on April 3, 2014 at 7:31 // Reply

    Que buenas las fotos!!!! se me cae la baba!! Que bonita experiencia :), seguid disfrutando chicos y gracias por compartir vuestros momentos con todos nosotros. Besos

  • Nati wrote on April 3, 2014 at 10:54 // Reply

    Qué bonitossssss!!!, qué envidiaaaaaa!!

  • MARIA GARCÍA wrote on April 4, 2014 at 10:21 // Reply

    Que chulas las fotos de los tigres!!!!Parecen animales domesticos jajaja!!!

  • m_abril wrote on April 4, 2014 at 11:37 // Reply

    Que wapetones quedáis al lado de los tigres!!!….¿Éste es el templo que salió en “Frank de la jungla”?
    Un beso Willy F+princess Romy 😉

  • Toñi wrote on April 7, 2014 at 7:33 // Reply

    Qué preciosidad de fotos, y qué maravilla, ahora eso sí, yo no me acercaría tanto , me daría muchísimo miedo. Bueno, pues a seguir disfrutando de lo lindo. Muchísimos besos.

  • JORDI RAMÍREZ wrote on April 7, 2014 at 8:53 // Reply

    Uala!!! Qué chulo!! No os daban miedo… son como lindos gatitos!! Besos!!

    • Marien Garcia wrote on April 11, 2014 at 1:57 // Reply

      jeje, estamos hechos unos valientes 😉

    • Marien Garcia wrote on May 3, 2014 at 6:30 // Reply

      Como lindos gatitos… Mejor no pensarlo.. Si lo piensas no te acercas, jeje

  • Valar wrote on June 14, 2014 at 2:41 // Reply

    Lo de verlo por tu mismo… no se. Al final despues de verlo habras colaborado con ello, incluso si no te gusta. Los tigres estan drogados puesto que sino no se arriesgarian a ponerlos con humanos. Y lo de pasearlos con correas no deja de ser un poco triste. Llama la atencion que tengan tantos tigres cuandos e supone que todos son victimas de los furtivos. Si solo llegan tigres cuyos padres han sido cazados… no es normal que en diez años pasen de uno a 90. No hay tantos tigres en libertad. Os aconsejo que leais como estas actividades estan relacionadas con el trafico furtivo. Hay bastante escrito sobre el tema

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.