Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
45 Ao Nang y Railay – SONRÍE AL MUNDO

45 AO NANG Y RAILAY

  • AUTHOR: // CATEGORY: Tailandia

    4 Comments

    Hemos llegado a Krabi. El viaje desde Kanchanaburi ha sido muy largo. Primero un autocar de una hora y pico hasta Ban Pong, después unas 13 horas de tren nocturno a Surat Thani, unas 2 horas y pico de autobús hasta Krabi y por último el bus local desde Krabi ciudad hasta la playa de Ao Nang. El viaje no ha acabado aún ya que nuestra intención es ir a Railay, una península rodeada por acantilados a la que sólo se puede llegar por mar. Por este motivo tenemos que coger los famosos longtail boats o barcas tailandesas en la playa de Ao Nang. El trayecto dura unos 15 minutos y el coste es de 100 Baths por persona, 2€ aproximadamente. Así que pantalón arremangado hasta la rodilla, bambas en la mano y cargados con nuestras mochilas, nos metemos en el agua para subirnos a una de ellas y cruzamos a Railay.

    Tras una hora y pico dando vueltas y buscando alojamiento llegamos a la conclusión de que no hay un término medio. La oferta no es muy amplia, o resorts extremadamente lujosos a precios desorbitados o cabañas destartaladas de lo más cutre por las que nos piden igualmente cantidades exageradas. Como Nacho siempre dice, una retirada a tiempo es una victoria así que volvemos a coger una barca y cruzamos de nuevo a Ao Nang donde con toda nuestra ropa mojada de tanto subir y bajar de las barcas y alguna ola traicionera, nos sentamos a hidratarnos un poco y buscar un alojamiento a través de internet porque los 37 grados de temperatura y el cansancio acumulado ya no nos dejan casi ni caminar.

    Finalmente encontramos una habitación sencilla pero correcta un poco más alejada de la playa pero no nos importa caminar. Estamos agotados y tras esta experiencia y una refrescante ducha, nos replanteamos el plan que teníamos en mente para los próximos días y para nuestra visita a las Phi Phi islands, en las que pensábamos pasar 3 o 4 días. Los precios de los alojamientos allí se duplican o triplican y la calidad de los mismos deja mucho que desear. Es excesivamente caro y no nos compensa así que decidimos quedarnos dos días más en Ao Nang y desde aquí ir y volver a Railay y Phi Phi.

    El primer día nos lo tomamos de relax y vamos un rato a bañarnos a la playa de Noppharat Thara, aunque nos cuesta hacerlo ya que el agua es tan poco profunda que aunque caminemos metros y metros, no nos cubre más allá de la rodilla. Además, la marea no para de bajar. Hace demasiado calor y el agua está hirviendo. Decidimos marcharnos y darnos un baño en agua más fresquita en la piscina del primer resort que nos encontramos por el camino, como siempre, como unos clientes más.

    El resto de la tarde descansamos y nos la tomamos de relax. Con estas temperaturas tampoco podemos hacer mucho más.

    A la mañana siguiente, cogemos una barca a Railay, paseamos y disfrutamos de sus paisajes y bonitos rincones, esta vez sin la carga de la mochila. Sin duda, lo que más nos ha gustado es la Phranang Beach, una playa situada al lado de una cueva llena de estalactitas que se descuelgan sobre la arena.

    Queríamos subir a un mirador desde el que hay unas buenas vistas pero el terreno es complicado y recomiendan no subir si ha llovido. Justo anoche diluvió. Así que desistimos en el intento y encomendamos la tarea a unos chicos suecos que están haciendo escalada. Les damos la GoPro y nos capturan unas imágenes desde lo más alto insuperables.

    Ha llegado la hora de descansar y disfrutar de la playa y las aguas cristalinas de Railay. Estiramos los pareos y nos pasamos unas dos horas en remojo ya que apenas se puede estar fuera del agua por la elevada temperatura.

    Antes de coger la barca de vuelta a Ao Nang, nos damos un chapuzón en la piscina de un resort a la orilla del mar con unas vistas increíbles del entorno. El “pool jumping” se está convirtiendo en nuestro deporte favorito pero es que con este calor los chapuzones en las piscinas son casi una cuestión de supervivencia.

    La verdad es que después de haber pasado el día en Railay y haber disfrutado de todo el entorno, nos reafirmamos y estamos aún más contentos de la decisión de no alojarnos allí ya que no nos ha impedido en absoluto disfrutar al cien por cien del lugar.

    Mañana iremos a las Phi Phi y acabaremos de convencernos de si hemos hecho lo correcto… o no.

COMMENTS

4 Responses to 45 Ao Nang y Railay

  • Rubio wrote on April 10, 2014 at 2:59 // Reply

    Sigue dando envidia… Pero al menos ya hace sol aquí también!! Jiji Ánimo chicos que fotos más guapas! Un abrazo

  • Jose Manuel wrote on April 10, 2014 at 10:34 // Reply

    ¡Que maravilla poder abrazar a un elefante y sentir que el animal quiere jugar contigo! Un abrazo tambien mio.

  • Nati wrote on April 11, 2014 at 10:05 // Reply

    Qué lugar más bonito!!, aunque yo esas temperaturas….

  • Toñi wrote on April 22, 2014 at 8:52 // Reply

    Ya vuelvo a retomar la lectura que la he tenido abandonada durante las vacaciones. Las fotos del lugar son una preciosidad, así que a seguir disfrutando del viaje. Muchos besos a los dos.

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.