Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
87 Natal – SONRÍE AL MUNDO

87 NATAL

  • AUTHOR: // CATEGORY: Brasil

    2 Comments

    Salimos de Jericoacoara a las 6.30 de la mañana de vuelta a Fortaleza, donde enlazamos con otro autobús para llegar hasta la ciudad de Natal, a 524 kilómetros al sur.

    Son las 00.30 horas cuando al fin llegamos, tras un cambio de autobús porque las ruedas estaban flojas y muchas, muchas horas de viaje.

    Cogemos un taxi para que nos lleve directamente al alojamiento. Un dato curioso es que en muchas de las ciudades por las que hemos pasado, aunque le des al taxista la dirección exacta a la que vas, la mayoría de las veces no tiene ni idea de dónde está. Eres tú quien le tiene que explicar cómo llegar o darle alguna referencia que conozca. Como hemos hecho los deberes, le damos al taxista la referencia de un teatro que, según Google, está al lado del alojamiento y así, totalmente equivocados y desorientados porque nos debimos de equivocar en algún dato, acabamos en la otra punta de la ciudad sin tener ni idea de dónde está nuestro alojamiento. Finalmente conseguimos llamar por teléfono y que desde el alojamiento le den las indicaciones al taxista de cómo llegar. En fin, podéis imaginar por cuánto nos ha salido el error pero lo importante es que hemos llegado al fin sanos y salvos.

    El alojamiento podríamos clasificarlo como uno de los peores en los que hemos estado durante el viaje. Pensamos en marcharnos de aquí en cuanto amanezca pero con la luz del día todo se ve diferente. Nos dicen que nos fumigarán la habitación y que podemos utilizar la cocina y finalmente decidimos quedarnos.

    Estamos en la zona de Ponta Negra, que es una playa y barrio de Natal. Es donde se concentra la mayor parte de la actividad turística de la ciudad y los edificios más altos de la ciudad que no paran de construir, uno detrás de otro.

    Después de desayunar bajamos a la playa. Es una playa muy larga que se extiende varios kilómetros y tiene vistas muy atractivas hacia ambos lados, perfecta para pasear. Al final de la playa, al lado opuesto al centro de la ciudad de Natal, lo que más llama la atención es el Morro do Careca, que es una lengua de duna que corta una montaña que tiene bastante vegetación. Al ser muy alto, se ve desde toda la zona. Anteriormente se podía subir al morro para ver el paisaje, pero la masificación de turistas hizo que se prohibiera el acceso a la zona y apenas se puede uno acercar a la base del morro, que es justo donde termina la playa de Ponta Negra.

    En la playa conocemos a Axel y Marcia, una pareja que vive en Castelldefels, y a su pequeño Víctor. Están aquí de vacaciones visitando a la familia de Marcia, que es de aquí de Brasil. Nos comentan que mañana dejarán al pequeño con su abuela e irán
    a visitar la playa de Genipabu y nos invitan a apuntarnos.

    Los días acaban pronto aquí en Brasil. Entre qué anochece a las 17.30 h y que no es recomendable caminar por la calle de noche, a partir de esa hora ya nos encerramos a cal y canto y hasta el día siguiente.

    A las 10 de la mañana, Axel y Marcia nos pasan a recoger en coche y ponemos rumbo a Genipabu, un complejo de extensas dunas, playas y una laguna al norte de la ciudad de Natal. Aquí se pueden realizar excursiones en buggies por la arena o montar en dromedarios. También hay restaurantes donde se puede comer marisco típico de la región o simplemente tomarte un agua de coco o un suco de frutas bien fresquito mientras te relajas en la playa. Lo más llamativo de Genipabu es que las dunas son móviles y los fuertes vientos hacen que el paisaje cambie a cada rato.

    Después de nuestra mañana playera, Marcia nos invita a casa de su tía a comer con ellos y conocer a su familia. Lo pasamos genial y disfrutamos de la rica comida típica brasileña que nos prepara. Pasamos con ellos y el pequeño Víctor el resto de la tarde y sobre las siete y media nos llevan de vuelta a nuestro alojamiento. ¡Hoy estamos trasnochando! Pero como vamos con ellos y en coche nos sentimos protegidos. Nos despedimos de nuestros nuevos amigos hasta dentro de cinco días porque nos volveremos a encontrar en nuestro próximo destino, Pipa, a 85 kilómetros al sur de Natal.

COMMENTS

2 Responses to 87 Natal

  • Nati wrote on August 10, 2014 at 2:43 // Reply

    Qué chulas las dunas!!!. Ahora ya no os quejaréis de frío eh!!!

  • Maria Santamaria wrote on August 18, 2014 at 9:00 // Reply

    que os tuvieron que fumigar la habitación!! ja,ja. Yo también he alucinado en muchas ciudades con eso que contáis de los taxista porque en España un taxista siempre sabe llegar al destino!!

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.