Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 552

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 553

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 555

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 570

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d498077361/htdocs/sonriealmundo.com/wp-content/plugins/wordfence/models/block/wfBlock.php on line 573
92 Volvemos a casa… – SONRÍE AL MUNDO

92 VOLVEMOS A CASA…

  • AUTHOR: // CATEGORY: Brasil

    5 Comments

    27 de Agosto de 2014 será una fecha que posiblemente nunca jamás olvidaremos, de hecho creo que será muy difícil olvidar cualquiera de estos 239 días de viaje, y eso que algunos no han sido tan bonitos como uno espera. En este viaje hay momentos muy duros, o bien por el lugar en el que te encuentras o por las condiciones del viaje. Cambiar de país cada 20 o 30 días no es fácil. Diferentes lenguas, maneras de vivir y formas de pensar.

    Hoy es nuestro último día.

    Nos levantamos temprano para hacer las últimas, bueno las primeras compras del viaje, y es que viajar con una mochila no da para más.

    A la vuelta al piso de Inés recibimos un correo de la compañía British Airways. En la cabecera del mail aparece el siguiente mensaje: “Flight Cancellation”. No puede ser, ¿Por qué hoy? ¿Por qué nuestro vuelo? Tranquilo Nacho, sigue leyendo: “Flight BA0248 on 27-Aug/GIG – is delayed until 00:55 tonight local time”. Bueno podría haber sido peor, sólo se ha retrasado tres horas, no pasa nada.

    A las 19:00h nos despedimos de Inés, nuestro taxista nos espera en el portal. Esta mañana mientras comprábamos, hablamos con un taxista y negociamos el precio. Él sería el encargado de llevarnos directos al aeropuerto de Río, la aventura se acaba aquí. Parece que alguien le había dicho que volvíamos a casa. Durante los más de cuarenta minutos de trayecto pudimos escuchar grandes temas musicales de esos que ponen la piel de gallina, como Everything I do de Bryan Adams…, bravo por el taxista y su buen gusto musical, casi nos hace llorar.

    Una vez en el aeropuerto, nos dirigimos al mostrador de facturación. La compañía nos invita a cenar en un restaurante del aeropuerto, ¡qué detalle!. Después del susto se agradece.

    Nos cogemos de la mano y despegamos. El vuelo es bastante tranquilo. Marien duerme casi todo el viaje. A mí me cuesta más pero finalmente consigo cerrar los ojos unas horas. A nuestra llegada a Londres tenemos que correr para coger el vuelo que, ahora sí, nos llevará a casa. Quedan 15 minutos y mi mochila no ha pasado el control de seguridad. Dejamos las mochilas en la cinta y, automáticamente, como si mi mochila no quisiera volver a casa,  se pone a un lado. Tenemos que esperar que el personal del aeropuerto la revise. El problema es que hay unas cuantas mochilas más antes que la mía y que se nos está acabando el tiempo.

    Delante de nosotros, el trabajador que se encarga de revisar el contenido de los equipajes. Con mucha pasividad abre una a una las maletas vaciándolas por completo. Nuestra puerta de embarque cierra en pocos minutos. Le digo a Marien que baje con sus cosas a la puerta e intente ganar unos minutos antes de que cierren.  Llega mi turno al fin. El hombre se va, parece que ha finalizado su turno y también parece que es lo mejor que me podía haber pasado. En su lugar, una mujer más mayor y mucho más simpática, abre mi mochila y sólo saca el neceser, en total menos de dos minutos. Le explico que hace tiempo que no paso por casa, y que tengo ganas de ver a mi familia y amigos. Nuestra puerta de embarque cierra en 2 minutos. Me deja ir. Cojo la mochila abierta y corro escalera abajo hasta llegar a la puerta de embarque. 16:59:30. Habéis oído hablar de la puntualidad británica, ¿no? Pues es verdad. Por más que Marien ha intentado explicarles que me tenían retenido en el control de equipaje, mas allá de invitarla a subir sola y sin mí al avión, no consigue nada más. Cuando me ve aparecer corriendo por el pasillo casi se derrumba de tanta tensión contenida.

    Ahora sí, en menos de dos horas estaremos en casa. Recuerdo como antes de iniciar esta aventura, mi primo, acompañado de un grupo de amigos, colgaba una pancarta en el pico más alto de los Pirineos, el Aneto, a 3403 m de altitud con el mensaje de que cumpliera mi sueño. Hoy, ocho meses después han venido a recibirnos los mismos que nos despidieron ese 1 de Enero y algunos más. ¡Qué alegría volver a verlos a todos!.

    Es curioso, aunque en este viaje hemos llegado a estar a más de 15000 km de casa, nos hemos sentido más cerca de los nuestros que nunca. Es difícil describir esta aventura con una palabra pero si tuviéramos que buscar un adjetivo que la describiera nos quedaríamos con “maravilloso“. Conocer personas de todo el mundo, ver como viven, sus costumbres, llevar todo lo que necesitas a tu espalda en una mochila y sobre todo, la sensación de libertad…

    No estamos orgullosos de haber dado la vuelta al mundo. Estamos orgullosos de habernos atrevido a ello. De dejar los miedos a un lado y de tumbar cualquier muro real o imaginario que hubiera delante. Algunos nos dijeron que estábamos locos, que no era el momento, que nuestro país sufría una de las mayores crisis de la historia. Al final te das cuenta que el momento lo marcas tú. Para mí se trataba de una necesidad, algo que tenía que hacer para concentrarme en futuros proyectos. Marien lo vio. Después de varios años de mucho trabajo y ahorro pudimos cumplir un sueño, dar la vuelta al mundo.

    Gracias a todos los que nos habéis acompañado durante estos 8 meses. Con vosotros, todo ha sido mucho más fácil.

    Sonríe al mundo. 🙂

COMMENTS

5 Responses to 92 Volvemos a casa…

  • Nati wrote on November 28, 2014 at 9:02 // Reply

    Corriendo hasta el último momento!!! Jejeje. Ha sido un placer seguiros en vuestro viaje!!

  • Maarten wrote on November 29, 2014 at 12:05 // Reply

    Este viaje solo se podía realizarte porque os dos sois un equipo, una pareja extraordinario. Saber que no importa que pasa, la otra persona, estaré. Lo he disfrutado las imágenes.. Las historias a veces escrito tan autentico. Sois mis kwapoes. Un abrazo!

    “El viaje no termina jamás. Solo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración.El objetivo de un viaje es solo el inicio de otro viaje”. – José Saramago

  • Jose wrote on December 2, 2014 at 8:44 // Reply

    Para tus padres han sido los 293 días más largos de nuestra corta pero dilatada vida pero los hemos vivido con mucha ilusión viendo que estabais logrando cumplir el sueño de vuestra vida y eso jefa muy importante para nosotros muchos besos de nuestros padres y no nos hagáis pasar mas momentos como estoooooos

  • Jorge Albalate wrote on December 21, 2014 at 3:58 // Reply

    Hola Nacho,

    Realmente impresionante y con envidia sana de las vivencias que habeis tenido la oportunidad de compartir durante estos ocho meses.
    Para mi la vida es una suma de valores y vivencias, vosotros ya teneis una parte conseguida.
    Felicidades y gracias por compartir con personas anonimas estos momentos, que quizas no tendremos la oportunidad de vivir en primera persona.

    • Nacho Roldán wrote on January 1, 2015 at 8:49 // Reply

      Hola Jorge!

      Muchas gracias por tu comentario. Sin duda ha sido una experiencia inolvidable. Un sueño hecho realidad. Esta aventura nos ha enseñado muchas cosas que no sabíamos. Hemos reído y llorado más que nunca, nos hemos enfrentado a nuestros miedos y cada día el mundo nos daba una lección de vida.

      Nos ha permitido darnos cuenta de que necesitamos mucho menos de lo que pensábamos para poder vivir y ser felices. El blog ha sido nuestro diario de vivencias y las personas que han ido siguiéndolo han sido nuestros compañeros de viaje.

      Tal día como hoy, hace un año y a estas horas, estábamos montados en el avión que cambiaría nuestras vidas para siempre.

      ¡Feliz año nuevo! Sonríealmundo 🙂

LEAVE A REPLY

FILL THE FIELDS TO LEAVE A REPLY. Your email address will not be published.